Mi Almuerzo Favorito

Cuando yo era pequeña tuve la suerte de vivir en la casa de Mamichave. Para mi no era la casa de mi abuelita, era mi casa. Ella me quería muchísimo y recuerdo de que cocinaba como nadie en este mundo puede cocinar.

Cuando crecí me di cuenta que no era solo el sazón de la comida lo que tanto me gustaba, si no que el sentimiento que me provocaba sentarme a comer.

Durante la semana mi familia llegaba a la casa a comer los miércoles a la casa de Mamichave, yo nunca estaba por que tenia colegio. Llegaba a casa y solo llegaba a encontrar las sobras de ese almuerzo. Los saludos que me dejaron mis tios, algun detalle que me dejaron, o de vez en cuando los encontraba que se quedaron un rato más.

Durante una época lo cambiaron a viernes, el día que yo salía temprano del colegio.

Recuerdo que siempre le rogaba a Dios que no hubiera tráfico así podía llegar a comer con mis tíos. Desde las 11:00 estaba viendo el reloj y preparándome a salir volada para el bus. En mi cabeza el hecho de ver el reloj desde esa hora hacia que todos los demás se apuraran y sincronizaran conmigo.

Cuando llegaba a la casa ya había alguien esperándome en la esquina, ver el montón de carros conocidos me llenaba de emoción.

Ver la mesa llena, escuchar todas las historias, ese era mi momento más apreciado de la semana. Aun que solo llegara al postre el almuerzo era una escusa para juntarnos, era el momento de convivir en familia. No importaba que hubiera en el plato, siempre era mi almuerzo favorito de la semana.



61 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Trip Advisor Social Icon